el cajon Mágico

el cajon Mágico

Seguidores

El tiempo en Terrassa

martes, 10 de julio de 2012

Entrevista con la Luna XVIII

Entrevista con la Luna XVIII

Buena noche amiga y madre, quisiera tener un par de palabras contigo, si lo consideras pertinente. Gracias!

Pienso para mis adentros: Desde este momento me preparo para tomar con un "grano de sal" todo lo que la Luna diga, pues puede ser verdad, mentira o el reflejo de alguna otra cosa... en ese instante levanto la vista un poco apenado, pues sé que la Luna sabe sin siquiera necesitarlo todo lo que he sentido y por lo tanto, pensado, pero ella sólo está ahí, con una sonrisa ligera, haciéndome sentir bien, empática. Me permitiría hacerle una foto?

*click* *click* *click*, hago varias fotos y elijo la más adecuada:
Vaya! es realmente fotogénica -y un tanto hipnótica-, pero antes de iniciar a divagar (seguramente bajo su influencia) me concentraré en la entrevista. Dígame por favor un poco acerca de usted, como se define a si misma?

Bien hijo -responde ella con serenidad mientras me observa sin mirar-, debo decirte en principio que al intentar observarme veo mil rostros, la luz del sol, pero nunca a mi misma. No soy una, soy todo, una con el todo, mi materia es la antimateria, soy espejo y mi cualidad es mercurial, pero no mental. Soy la regente de los ciclos y el cambio y por lo tanto, la generadora de la cohesión del universo, sin embargo, mi cambio no es destructivo sino de reordenamiento armónico, de creación por agregación y no por destrucción o regeneración. ¿Es eso lo que querías escuchar?

Al oir esta última frase me doy cuenta que la Luna me responde también que es un reflejo del interior, y que al mismo tiempo, el todo es por lo tanto un reflejo de nosotros. Su respuesta es breve, pero necesariamente debe serlo, porque el todo requiere una sóla palabra para describirlo, y lo más pequeño y mínimo, miles de términos, para poderlo diferenciar del resto de la existencia.

Y, dígame ahora por favor, ¿Qué desea enseñarme? ¿Porqué está en mi presente?


(Hierofante invertido, aunque aquí coloco la imagen derecha para su mejor visualización)

Vaya! me la ha puesto difícil... una carta invertida, hablando de la Luna, puede ser el reflejo de algo al derecho, o lo contrario a la carta, o ... Tiene razón, aún cuando no está empleando la razón, así que me aquieto y observo y percibo su mensaje como si lo leyera en mi interior: Calma hijo mío, recuerda: no podrás entenderme a mi o a lo que digo, si intentas entenderlo. Sólamente observa y deja que las suaves olas de mi playa lleguen a ti y observa las formas que dibujan en la arena de tu ser... que ves en ellas?El aprendizaje formal no es mi método de enseñanza, para saber, debes olvidar lo que sabes, olvidar la pretención de la dura materia y las explicaciones que otros intentan darles para poder conservar la cordura en un mundo tan variable. La vida es un proceso de tal rapidez que para sobrevivir, debes aprender a desdeñar lo pequeño para entender el todo. Aprende lo formal, pero no por su formalidad, sino por aquello que representa, por aquello que debajo de él subyace. Todo son símbolos, y no debes adorar el símbolo o su forma o su uso, sino lo que está simbolizando. No fijes tu mente en la realidad material, o ese será tu enfoque creativo, cediéndo el flujo eterno de las aguas a cambio de la firme inmovilidad de la materia. Aprendes y has aprendido demasiado en la vida, pero sólo porque al saber, aprendes también que cada cosa medida, pesada, representada por ecuaciones, términos y métodos, es algo que no puede ser medido, pesado, representado por ecuaciones ni términos ni métodos: el agua se adapta al recipiente, así que lo que aprendes es el recipiente, no el líquido, voltea la copa y el agua seguirá siendo, aunque ya no la puedas entender sino como algo sensible. Sentir - saber y saber sentir, esa es mi enseñanza.

Encuentro fascinante sus respuestas, así que de cierta forma embelesado, disparo casi de forma inmediata la siguiente pregunta: Convérsame de tus límites, debilidades y sombras. La Luna, asombrada por la dureza de mi pregunta, hace silencio y me da la espalda. Yo me siento terrible, pensando que la ofendí. Ya no veo su luz, sino su cara oscura e impenetrable. Me acerco avergonzado terriblemente y sintiéndome pésimo y musito una disculpa muy sentida. Ella voltea sonriente pero no entiendo, porqué sé que no sonríe por la soberbia de verme abatido... saco una carta y resulta:

(cuatro de copas, invertido, aquí presento la imagen derecha por las razones que ya expuse) Vaya... nuevamente una carta invertida, que interesante!

Cuatro es estabilidad, las copas, curiosamente de lo que hablabamos en el arcano anterior, aqui están justamente de cabeza... ahora entiendo! El arcano habla de romper la estabilidad, de saber que la estabilidad es en sí misma la mejor representación del cambio armónico. Las copas al estar de cabeza se vacían y el agua es libre de ser lo que es. Entiendo entonces que los límites, debilidades y sombras de la Luna son justamente su fortaleza y naturaleza. Por eso se volteó y no vi nada, donde nada había que ver. Ahí donde nos concentramos en lo poco, es donde entendemos lo mucho, pero no siempre lo podemos ver. La Luna es cambiante, y lo que hoy es verdad, mañana será la peor mentira, rompe la estabilidad de las cosas para crear más estabilidad, hace "rodar" una "caja" (4)... la proverbial rueda cuadrada, y nos cambia la perspectiva, confunde y distrae, por el intento inútil de la mente por alcanzarla y así, siendo agua también es curativa, libera y deja ser. Su sombra es la liberación de las emociones, la entrada a un mundo irracional y amorfo, la válvula de escape que revienta la realidad, muestra que la materia puede contenerla, y la Luna adaptarse a la forma, pero la forma nunca será la Luna... sino sólo un reflejo, un intento. Pensando formamos la realidad, pero la realidad puede cambiar, como la Luna cambia... pero la Luna misma no lo hace. Sus límites son que no puede hacernos entender su naturaleza, somos seres racionales por necesidad, y su protección puede ser arrasadora, como una madre que cuando nos ve formando una realidad (el establecimiento del 4) pero nos ve descontentos (agua, copas), nos voltea todo y nos obliga a reiniciar, de manera irracional (4 de copas invertido).

Así que, confundido un poco y viendo que sus faltas parecen mas bien sus fortalezas, me atrevo y de manera un tanto casual pregunto: y bien, entonces ¿cuales son sus fortalezas?

(El mundo XXI, invertido, mostrado derecho aquí) Caray! nuevamente una carta invertida! En esta ocasión el mensaje es directo, claro y fuerte:

Mi mayor fortaleza, hijo, es ser el reflejo de la realidad material, mostrarte que las cosas no siempre son lo que parecen, no porque sean mentira, como pensabas en la carta anterior, sino porque tu prefieres pensarlas así, definirlas así, tú las haces ser lo que son para tí... pero eso no es lo que son en el absoluto. No puedes verlas en el todo, sino sólamente, como el dicho, "a través del cristal con que miras". Soy la compañía necesaria de la dureza diaria, te muestro que lograr algo es no haber logrado nada, y que a veces perderlo todo, es lograrlo todo. Mi mensaje es de liberación, de reinicio, de ciclos de complementación, y por lo tanto, de agregación. Si tienes algo, observa también su contrario y tendrás su todo, esa es la naturaleza de la magia, equilibrio y obtención por manipulación del contrario.

Me siento abrumado ante tanta información, y al mismo tiempo un gran alivio porque la carga se aligera, el control se relaja, sé que puedo ser. Y anticipando un nuevo cambio de parte de mi entrevistada, le hago una última pregunta: ¿Qué espera de mi, de mi colaboración al trabajar con usted?

(3 de espadas, derecho) Vaya... una carta derecha, pero su significado me deja cavilando, sobre todo porque no esperaba este arcano, siendo todos de tierra o agua los hasta ahora obtenidos. La Luna me explica:

Deseo de ti que entiendas que todo lo nuevo, todo lo inesperado, todo lo que te estresa, es sólamente un crecimiento. Tu sufrimiento mental es sólo porque intentas entender lo que sólamente debes aceptar. (3: la inclusión de un nuevo elemento, espadas: la mente, 3 de espadas: un nuevo elemento que se agrega al estado mental de las cosas, preocupación por nuevas situaciones, cambio de planes o de estrategias). Deseo que te "rompas el corazón", que rompas el vaso, para que liberes el agua. Que te sanes, que dejes ir lo que te preocupa, y que te preocupes al mismo tiempo... recuerda que en lo que ves y piensas está la clave de lo que es (y al contrario).

Me quedo cavilando en esta respuesta, sé que algo grande esconde, pero su obscura respuesta es, después de todo, símbolo de su obscura naturaleza. Aprender a vivir a través del dolor, porque el dolor implica liberación. Es el mensaje de piscis, signo regente del arcano.

Agradezco la dulce disposición de la Luna, y con la cabeza imaginando cosas que no son, me retiro tranquilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entra en mis Perlas de Astrología

Los cuatro elementos FUEGO, TIERRA, AIRE, AGUA, protegen mi blog

vuelve pronto