el cajon Mágico

el cajon Mágico

Seguidores

miércoles, 26 de mayo de 2010

Un regalo


esto es para tod@s mis seguidor@s especialmente para franci por su gran sensibilidad reflejada en su blog, y para brujitamorada por sus bonitas palabras. un besazo para tod@s


martes, 25 de mayo de 2010

La Magia Lunar


Para la mayoría de los practicantes de la Wicca y de los partidarios neopaganos, la Luna es más que meramente un satélite natural cubierto de cráteres que gira alrededor de la Tierra y que ilumina las noches. La Luna es indispensable porque ella tiene una conexión mística con la magia.

Aquí están sus fases con sus respectivos conjuros:

1-Todos los hechizos y rituales que atraen deben realizarse cuando la Luna está en su fase ascendente o creciente. Todos los hechizos y rituales que eliminan deben realizarse cuando la Luna está en su fase descendente o decreciente.

2-Todos los hechizos y rituales que implican el elemento fuego deben efectuarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del fuego: Leo, Aries y Sagitario.

3-Todos los hechizos y rituales que requieren el elemento tierra (tal como la curación de Gaia) deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas de la tierra: Tauro, Virgo y Capricornio.

4-Todos los hechizos y rituales que incluyen el elemento aire deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del aire: Gemelos, Libra y Acuario.

5-Todos los hechizos y rituales que implican el elemento agua deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas: Cáncer, Escorpión y Piscis.

LUNA CRECIENTE: Está representado por el lapso que transcurre desde la luna nueva hasta llegar al primer cuarto de luna llena. Este es el momento apropiado para realizar los rituales de curación, de magia positiva y los hechizos que aumentan el amor, la buena suerte, el crecimiento de cualquier tipo, el incremento del deseo sexual y de la riqueza.

LUNA LLENA: El lapso de la luna llena aumenta los poderes de percepción extrasensoriales y es el momento apropiado para realizar las invocaciones de la diosa lunar, los rituales de la fertilidad, las transformaciones, las conjuraciones de espíritus y los hechizos que aumentan las habilidades psíquicas y los sueños proféticos. De acuerdo con el antiguo folklor europeo, el poder de la luna llena también puede transformar mágicamente al ser humano en bestia y a la bestia en ser humano.

CUARTO MENGUANTE: El lapso desde la luna llena hasta el último cuarto de la luna nueva. Es el momento apropiado para realizar magia destructora y hechizos que eliminan las maldiciones, los hechizos y malos deseos, para terminar malas relaciones, invertir hechizos amorosos y afrodisiacos, romper con los malos hábitos y adicciones insalubres, desbaratar influencias negativas y disminuir las fiebres y los dolores.

LA LUNA EN ARIES: Es el momento ideal para lanzar hechizos que implican autoridad, liderazgo, poder de la voluntad, empeños guerreros y conversiones espirituales o el renacimiento. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación contra malestares en la cara, cabeza o cerebro. Colores tradicionales de velas: rojo, encarnado, escarlata, borgoña. Metal tradicional: hierro. Espíritus elementales: salamandras.

LA LUNA EN TAURO: Es el momento ideal para practicar todo tipo de magia para el amor y para lanzar hechizos referentes a bienes raíces, adquisición de tipo material y dinero. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación de malestares de la garganta, cuello u oídos. Colores tradicionales de velas: todos los tonos de verde, rosa o turquesa. Metal tradicional: cobre. Espíritus elementales: gnomos.

LA LUNA EN GEMINIS: Es el momento ideal para lanzar hechizos que ayuden a la comunicación, cambios de residencia, escribir, actividades de relaciones públicas y viajes. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación para malestares en hombros, brazos, manos o pulmones. Colores tradicionales de velas: malva. Metal tradicional: mercurio. Espíritus elementales: sílfides.

LA LUNA EN CANCER: Es el momento ideal para celebrar rituales que honren a las deidades lunares y lanzar hechizos relacionados con el hogar y todos los aspectos de la vida en familia. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación para malestares en el pecho o en el estómago. Colores tradicionales de velas: plateada, gris, blanca. Metal tradicional: plata. Espíritus elementales: ondinas.

LA LUNA EN LEO: Es el momento ideal para lanzar hechizos que implican a la autoridad, poder sobre otros, valor, fertilidad y el nacimiento. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación contra malestares en la parte superior de la espalda, en la espina dorsal o en el corazón. Colores tradicionales de velas: dorado, amarillo, naranja. Metal tradicional: oro. Espíritus elementales: salamandras.

LA LUNA EN VIRGO: Es el momento ideal para lanzar hechizos que favorecen aspectos de empleo, asuntos intelectuales, la salud y preocupaciones dietéticas. También es la fase lunar apropiada en la que pueden realizarse rituales de curación para malestares en los intestinos o en el sistema nervioso. Colores tradicionales de velas: azul marino, naranja óxido. Metal tradicional: mercurio. Espíritus elementales: gnomos.

LA LUNA EN LIBRA: Es el momento ideal para lanzar hechizos destinados a trabajos en el ámbito artístico, la justicia, pleitos en tribunales, asociaciones y uniones, la estimulación mental y el equilibrio kármico, espiritual o emocional. También es la fase lunar apropiada para realizar los rituales de curación de malestares de la parte baja de la espalda o los riñones. Colores tradicionales de velas: azul rey. Metal tradicional: cobre. Espíritus elementales: sílfides.

LA LUNA EN ESCORPIO: Es el momento ideal para lanzar hechizos que ayudan en asuntos sexuales, el poder, el crecimiento psíquico, los secretos y las transformaciones fundamentales. También es la fase lunar apropiada para efectuar los rituales de curación de malestares en los genitales y órganos reproductores. Colores tradicionales de velas: rojo, negro. Metal tradicional: hierro. Espíritus elementales: ondinas.

LA LUNA EN SAGITARIO: Es el momento ideal para lanzar hechizos referentes a los caballos, los viajes, las publicaciones, los asuntos legales, actividades deportivas y la verdad. También es la fase lunar en la que pueden realizarse rituales de curación de malestares en el hígado, los muslos y en las caderas. Colores tradicionales de velas: púrpura, azul oscuro. Metal tradicional: estaño. Espíritus elementales: salamandras.

LA LUNA EN CAPRICORNIO: Es el momento ideal para lanzar hechizos que implican la organización, la ambición, el reconocimiento, las carreras profesionales y los asuntos de política. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación de malestares en las rodillas, los huesos, los dientes o en la piel. Colores tradicionales de velas: negro, café oscuro. Metal tradicional: plomo. Espíritus elementales: gnomos.

LA LUNA EN ACUARIO: Es el momento ideal para lanzar hechizos que implican a la ciencia, la libertad, la expresión creativa, la resolución de problemas, las habilidades extrasensoriales, la amistad y el abandono de los malos hábitos o adicciones insalubres. También es la fase lunar apropiada en la que pueden realizarse rituales de curación de malestares en las pantorrillas, los tobillos o en la sangre. Colores tradicionales de velas: azul claro. Metal tradicional: uranio. Espíritus elementales: sílfides.

LA LUNA EN PISCIS: Es el momento ideal para lanzar hechizos que involucren el trabajo con los sueños, la clarividencia, la telepatía, la música y las artes creativas. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación de malestares en los pies o en las glándulas linfáticas. Colores tradicionales de velas: aguamarina, lavanda. Metal tradicional: estaño. Espíritus elementales: ondinas.


martes, 18 de mayo de 2010

Los Sueños


“Los sueños son la meta y la imaginación el transporte… la realidad, el punto de partida…”

Muchísimas personas no saben lo que quieren hacer con el futuro en sus vidas, la rutinaria vida del hogar llena de obligaciones, el exceso de trabajo, los compromisos, entre otras, son las excusas para vivir en automático, pero los verdaderos triunfadores persiguen su sueño.

Crear en la mente una visión de “cómo hare que sea mi vida” es un ejercicio que las personas han dejado de hacer, porque el quehacer diario sobre carga a la humanidad haciéndola enfocar en -las cosas como son-, y no en -las cosas cómo quieren que sean-. Así nos encerramos en un pragmatismo compulsivo que a la larga se convierte en un modo de pensar cortoplacista.

Pero la verdad es que la visión de los verdaderos triunfadores, no se basa en un modo de pensar cortoplacista, está anclada más bien a una visión o un sueño. Y si el tiempo y las obligaciones han mermado nuestra capacidad de soñar, debemos aplicar prácticas que nos permitan fortalecer nuestros sueños.

Los soñadores, perciben un entorno pleno de situaciones estimulantes. Cada objeto o situación es una nueva ventana abierta a un mundo de posibilidades. Quienes perdieron esta capacidad, ven cada situación como un infierno de incertidumbre que sólo busca generarle otro montón de cosas que hacer.

Quienes nacemos sanos y en un entorno adecuado podemos sin duda alguna darnos el lujo de soñar ser lo que queramos, pero la mente de un niño es tan fabulosa que permite a personas como el famoso pintor-escritor Irlandes Christy Brown, quien nació en 1932 con una parálisis cerebral irreversible, soñar, ser y aspirar, con tan sólo un pie izquierdo.

El espécimen perfecto de soñador lo encontramos en un niño. Al preguntarles ¿qué vas a ser cuando seas grande? Responden, independientemente de su nivel social o económico maravillas como Piloto de Avión, Astronauta, Mago, Policía, Bombero, Médico, Beisbolista, Futbolista, Piloto de Carreras, Músico o Cantante… No piensan en limitaciones solo sueñan en grande.

Empezar a soñar otra vez, no es complicado. Solo debes darte el permiso para cambiar inicialmente pequeños espacios del argumento de tu vida. Imagina “¿cómo serían las cosas si pudiera…?”. Luego has crecer estos espacios paulatinamente, piensa en “¿y si yo hiciera…?”. Para eventualmente llevarlo al punto de fascinación con “¿sería una maravilla que…?”.

Libera tu pensamiento, disfruta y juega con tus ideas en la mente, pues las experiencias placenteras son por lo general las que deseamos repetir y solo jugando se vuelve a ser niño, ellos son el ejemplo perfecto de un soñador.

Este ejercicio sale mucho mejor si al hacerlo te tomas tu tiempo, olvidas lo que has aprendido y recuerdas lo poco que sabes, olvidas lo que necesitas y piensas en lo que realmente quieres. Si piensas en lo que hay dentro de ti y no en lo que siembran la publicidad y la presión social.

La presencia es importante, tenerla es una experiencia tan intensa que el cuerpo evoca sensaciones relacionadas al sueño que se está teniendo, creando sinestesia y una fuerza sinergética entre sueño e imaginación que más tarde debe completarse con la acción.

El primer paso es visualizar mentalmente y disfrutar emocionalmente tus sueños, asígnale un tiempo al soñar, visualiza las consecuencias de tus sueños. Ve, escucha y siente en tu mente lo que es construir y realizar tu sueño.

Luego pregúntate ¿qué clase de persona quiero ser? ¿este sueño me convierte en eso? ¿qué necesito ser para lograrlo? Los soñadores realizan tareas que a muchos no les gusta hacer, y, muchas veces, las hacen con alegría obteniendo su fuerza del resultado esperado.

Compartir los sueños con otras personas es fundamental para darles vida y convertirlos en realidad, lograr un sueño maravilloso y convertirlo en la arquitectura de tu visión es sólo un aspecto. Si tu sueño es tan grande y tan fabuloso compartirlo te hará ganar adeptos a tu causa. Así construyen los líderes sus sueños, ganando seguidores que sueñen su sueño o uno similar.

Esta es la historia del exquisito plato, “Un Sueño”. Y si me preguntas la receta te diré:

10 Tazas de Inocencia
2 Cucharadas de deseo
200gr de Me gustaría
200gr de Debería ser así
300gr de Ganas de hacer
400gr de Si se puede
Un toque de Ilusión e Imaginación
Fantasía y buen humor al gusto

Debe empezarse firmemente, mezclarse con devoción y constancia, prepararse pacientemente y cocinarse lentamente, sin prisa, no dejarse reposar, disfrutarse intensamente y servirse acompañado de alegría. Compártelo con quienes te rodean.


jueves, 13 de mayo de 2010

El Chocolate

Alimento de los diosesEl Grupo de los 8 decidiendo que va a pasar en la tierra (en este caso no son Presidentes, sino Dioses)… Para conectar con su energía hay que subir nuestra frecuencia a través de un regalo que ellos nos dejaron hace muchos muchos años: “El Chocolate”.

De acuerdo a la mitología Maya,Kukulkán les dio el cacao después de la creación de la humanidad. Los mayas celebraban un festival anual en abril, para honrar al dios del cacao, Ek Chuah, Siglos después de los mayas, los mexicas (aztecas) continuaron el gusto por el chocolha maya. Se sabe que el emperador Moctezuma gustaba de beber una taza de chocolate diluido en agua.

“La historia del cacao se confunde con la mitología y la leyenda. QUETZALCOATL, protector de los aztecas y dios del aire, la luz y la vida. Viendo la falta de alimentos de los hombres, viaja al país del Hijo del Sol y roba una planta que ofrece a su pueblo. Este árbol es el cacaotero, cuyo nombre científico “theobroma”, significa precisamente Alimento de los Dioses”.

Una leyenda dice en México que el mismo dios Quetzalcóatl (casi equivalente al Kukulkán maya) en tiempos ancestrales dio a los hombres en sus manos las primeras semillas de cacao. Era un alimento muy común entre los mexicas y mayas. Su preparación se efectuaba de la siguiente manera: las semillas eran primero tostadas y luego trituradas para hacer una pasta que después se mezclaba con agua. Esta mezcla se calentaba hasta que la manteca o grasa del cacao subía a la superficie.

Se le quitaba la espuma y luego se volvía a mezclar -según ciertas proporciones- con la bebida; finalmente se batía enérgicamente para formar un líquido con una espuma consistente que se bebía frío. A esta preparación de base se le añadían -según el gusto- diferentes ingredientes, como chile, achiote, vainilla y miel como endulzante y harina de maíz como emulsionante básico para absorber la manteca de cacao. El resultado era una bebida sumamente energética pero también muy amarga y picante.

En la región de Mesoamerica en México, las semillas de cacao eran tan apreciadas por los aztecas que eran usadas como moneda corriente para el comercio de la época.

El cacao también era utilizado como moneda en las culturas prehispanicas ya que era uno de los productos que se utilizaban para pagar el tributo al “tlatohani”.

martes, 4 de mayo de 2010

Mitología de Tauro

El toro es el representante de la era de Taurus que ya cedido su lugar a la era de Aquarius.

Desde la antigüedad se consideraba al Toro como un símbolo de fortaleza así como de fertilidad. Incluso eran momificados en la cultura egipcia, luego de muertos, y de haber tenido una vida en la que habían sido venerados. Luego de ser convertidos en momias se los ubicaba en ataúdes de piedra, que hasta hoy pueden verse si se va a la ciudad de Menfis. Para los cretenses el Toro era considerado un dios, el mundo se sostenía entre sus cuernos y con sus movimientos era que se venían los terremotos y otros males.

Para los griegos el Toro era un ser muy noble, sin dejar de ser agresivo. También representaba la pasión masculina y el deseo de poseer bienes materiales y deseo sexual. Es por esta razón que el dios Zeus seleccionó su forma para lograr seducir a la virgen Europa. Cuenta la mitología que en un tranquilo día de paseo, mientras Europa y sus amigas de juegos estaban en la playa, se apareció un Toro de color blanco, con gemas en sus cuernos, alimentándose cerca de donde ella estaba. Europa no pudo detenerse, pues fue atraída por la calma y hermosura, y se montó sobre su lomo. Se dedicó a tejerle, con las flores que había recogido, hermosas guirnaldas para colocarle alrededor de sus bellos cuernos.

Cuando se encontraba en estas tareas, y casi sin darse cuenta fue llevada en el lomo del toro hasta Creta, allí fue convertida en reina, teniendo hijos que fueron reyes, y su nombre fue utilizado para nombrar un contintente completo. Cuando el objetivo de Zeus fue completado colocó al hermoso toro al que llamó Taurus, en el cielo, entre las estrellas, quien fue partícipe en la vida de las hermanas hijas de Atlas, que perseguía el cazador Orión, conocidas como las Pléyades.

Las Pléyades temían a Orión, más que nada a su pasión incontrolable, y acudieron a Zeus pidiéndole su ayuda, tratando de que actuara en su favor. La respuesta de Zeus fue convertirlas en estrellas y ubicarlas en un lugar más seguro, eligiendo el lomo de Taurus para hacerlo. Cinco de las Pléyades, conocidas como Híades, siguieron el mismo destino que las otras pero no por la causa de Orión, su transformación se dio por la pena que sentían por la pérdida de su hermano Hías. Las Híades continúan sufriendo por la muerte y lloran aún, y cuando llueve en la Tierra es, según la leyenda, por esta causa.

Si se presta atención la función de Taurus con respecto a las hijas de Atlas no es lo que lo caracteriza como amante de Europa, pues sus actividades con ella fueron más apasionadas y agresivas. Por ello Taurus es una combinación entre un ser protector y un ser muy apasionado. Fue con su hermosura que la sedujo, su belleza en su blanco cuerpo y sus cuernos adornados con flores combinan con sus ojos de brillantes, por ello la belleza es un aspecto a considerar sobre Taurus. A Taurus le correspondó la estrella llamada el ojo del toro, una de las conocidas cuatro estrellas regias.


Entra en mis Perlas de Astrología

Los cuatro elementos FUEGO, TIERRA, AIRE, AGUA, protegen mi blog

vuelve pronto