el cajon Mágico

el cajon Mágico

Seguidores

martes, 18 de mayo de 2010

Los Sueños


“Los sueños son la meta y la imaginación el transporte… la realidad, el punto de partida…”

Muchísimas personas no saben lo que quieren hacer con el futuro en sus vidas, la rutinaria vida del hogar llena de obligaciones, el exceso de trabajo, los compromisos, entre otras, son las excusas para vivir en automático, pero los verdaderos triunfadores persiguen su sueño.

Crear en la mente una visión de “cómo hare que sea mi vida” es un ejercicio que las personas han dejado de hacer, porque el quehacer diario sobre carga a la humanidad haciéndola enfocar en -las cosas como son-, y no en -las cosas cómo quieren que sean-. Así nos encerramos en un pragmatismo compulsivo que a la larga se convierte en un modo de pensar cortoplacista.

Pero la verdad es que la visión de los verdaderos triunfadores, no se basa en un modo de pensar cortoplacista, está anclada más bien a una visión o un sueño. Y si el tiempo y las obligaciones han mermado nuestra capacidad de soñar, debemos aplicar prácticas que nos permitan fortalecer nuestros sueños.

Los soñadores, perciben un entorno pleno de situaciones estimulantes. Cada objeto o situación es una nueva ventana abierta a un mundo de posibilidades. Quienes perdieron esta capacidad, ven cada situación como un infierno de incertidumbre que sólo busca generarle otro montón de cosas que hacer.

Quienes nacemos sanos y en un entorno adecuado podemos sin duda alguna darnos el lujo de soñar ser lo que queramos, pero la mente de un niño es tan fabulosa que permite a personas como el famoso pintor-escritor Irlandes Christy Brown, quien nació en 1932 con una parálisis cerebral irreversible, soñar, ser y aspirar, con tan sólo un pie izquierdo.

El espécimen perfecto de soñador lo encontramos en un niño. Al preguntarles ¿qué vas a ser cuando seas grande? Responden, independientemente de su nivel social o económico maravillas como Piloto de Avión, Astronauta, Mago, Policía, Bombero, Médico, Beisbolista, Futbolista, Piloto de Carreras, Músico o Cantante… No piensan en limitaciones solo sueñan en grande.

Empezar a soñar otra vez, no es complicado. Solo debes darte el permiso para cambiar inicialmente pequeños espacios del argumento de tu vida. Imagina “¿cómo serían las cosas si pudiera…?”. Luego has crecer estos espacios paulatinamente, piensa en “¿y si yo hiciera…?”. Para eventualmente llevarlo al punto de fascinación con “¿sería una maravilla que…?”.

Libera tu pensamiento, disfruta y juega con tus ideas en la mente, pues las experiencias placenteras son por lo general las que deseamos repetir y solo jugando se vuelve a ser niño, ellos son el ejemplo perfecto de un soñador.

Este ejercicio sale mucho mejor si al hacerlo te tomas tu tiempo, olvidas lo que has aprendido y recuerdas lo poco que sabes, olvidas lo que necesitas y piensas en lo que realmente quieres. Si piensas en lo que hay dentro de ti y no en lo que siembran la publicidad y la presión social.

La presencia es importante, tenerla es una experiencia tan intensa que el cuerpo evoca sensaciones relacionadas al sueño que se está teniendo, creando sinestesia y una fuerza sinergética entre sueño e imaginación que más tarde debe completarse con la acción.

El primer paso es visualizar mentalmente y disfrutar emocionalmente tus sueños, asígnale un tiempo al soñar, visualiza las consecuencias de tus sueños. Ve, escucha y siente en tu mente lo que es construir y realizar tu sueño.

Luego pregúntate ¿qué clase de persona quiero ser? ¿este sueño me convierte en eso? ¿qué necesito ser para lograrlo? Los soñadores realizan tareas que a muchos no les gusta hacer, y, muchas veces, las hacen con alegría obteniendo su fuerza del resultado esperado.

Compartir los sueños con otras personas es fundamental para darles vida y convertirlos en realidad, lograr un sueño maravilloso y convertirlo en la arquitectura de tu visión es sólo un aspecto. Si tu sueño es tan grande y tan fabuloso compartirlo te hará ganar adeptos a tu causa. Así construyen los líderes sus sueños, ganando seguidores que sueñen su sueño o uno similar.

Esta es la historia del exquisito plato, “Un Sueño”. Y si me preguntas la receta te diré:

10 Tazas de Inocencia
2 Cucharadas de deseo
200gr de Me gustaría
200gr de Debería ser así
300gr de Ganas de hacer
400gr de Si se puede
Un toque de Ilusión e Imaginación
Fantasía y buen humor al gusto

Debe empezarse firmemente, mezclarse con devoción y constancia, prepararse pacientemente y cocinarse lentamente, sin prisa, no dejarse reposar, disfrutarse intensamente y servirse acompañado de alegría. Compártelo con quienes te rodean.


2 comentarios:

  1. Me gusta soñar y a veces no solo inconscientemente también despierta con la ilusión y la fantasía bien encendida.

    Me llevo esta receta pra hacerla hoy porque seguro que nos hará más felices.

    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  2. hola. es un blog precioso el que encuentro. siempre que me des permiso para volver , volveré para comentarte. es un honor ser tu seguidor. un cordial saludo. kuidate.

    ResponderEliminar

Entra en mis Perlas de Astrología

Los cuatro elementos FUEGO, TIERRA, AIRE, AGUA, protegen mi blog

vuelve pronto